Ciudad de Panamá

Edificio Sucre Arias & Reyes Avenida Ricardo Arango y Calle 61, Obarrio Panamá, República de Panamá
Teléfono: +507 204 7900
Correo: sucre@sucre.net

Contáctenos +507 204 7900 ext 7979

Las ventas del sector inmobiliario en Panamá cayeron un 90% por el COVID-19

La pandemia también llevó a la paralización de las obras lo que podría aumentar el valor final de los inmuebles.

Autora: Susana Patricia Noguera Montoya

Foto: (Manuel Velásquez – Agencia Anadolu)

Las ventas del sector inmobiliario en Panamá cayeron entre un 80% y un 90% en abril por cuenta del COVID-19, indicó este martes Frank Morrice Arias, presidente de la Asociación de Bienes Raíces (Acobir) del país centroamericano.

El líder gremial también resaltó que, debido a la pandemia, muchas obras fueron paralizadas lo que llevaría a un “incremento” en los costos asociados a las construcciones, que a su vez podría aumentar el precio final de los inmuebles.
Ver también: En Panamá ya son 295 los fallecidos por COVID-19.

“Es muy probable que los promotores vayan a tener que traspasarlos (los costos) al consumidor”, dijo Morrice en entrevista con la Televisora Nacional de Panamá.

“De marzo a abril (de 2020), en la data del Registro Público las transacciones se redujeron como un 90%. Claramente se ve que ese flujo de transacciones, ya sea compraventa o arrendamiento, ha disminuido considerablemente”, afirmó Morrice.
El experto añadió que en el área centro, este y oeste de Panamá hay, aproximadamente 24 mil inmuebles en inventario y de ese inventario, alrededor del 40% está disponible para ocupación. Hay, según explicó Morrice, un exceso de inventario.
El líder gremial explicó además que en los últimos años la demanda ha disminuido considerablemente en Panamá. La disminución se debió a que la expansión del Canal culminó y a que muchos países de América Latina fueron golpeados financieramente, entre otros factores.

A pesar de la disminución de la demanda, la oferta siguió creciendo y ahora la crisis se juntó con la pandemia del COVID-19. “Ahora mismo, con la situación que tenemos en el plano residencial, estimamos aproximadamente 24 mil unidades con una baja demanda”, sostuvo Morrice.

Para afrontar la crisis actual, el gremio inmobiliario y el Gobierno de Panamá crearon mesas de trabajo para discutir y proponer nuevas leyes. Las empresas constructoras han sugerido al Gobierno que incorpore el beneficio del interés preferencial al mercado secundario y no solo al mercado primario o propiedades nuevas.