Ciudad de Panamá

Edificio Sucre Arias & Reyes Avenida Ricardo Arango y Calle 61, Obarrio Panamá, República de Panamá
Teléfono: +507 204 7900
Correo: sucre@sucre.net

Contáctenos +507 204 7900 ext 7979

El sector inmobiliario sólo ha cancelado el 4% de las compraventas de inmuebles por el covid-19

Las inversiones en el ladrillo han entrado en una fase de hibernación, pero la realidad es que el capital -de momento- no ha huido por la crisis del covid-19, según los datos que maneja CBRE. La consultora explica que sólo se han cancelado un 4% de las operaciones de compraventa de inmuebles. El ‘retail’ y los hoteles son lo más perjudicados, mientras que la logística saca músculo ante este frenazo de la actividad económica.

Tranquilidad y optimismo contenido. Estas son las sensaciones que ha querido transmitir CBRE a través de un encuentro online donde todos los directores de sus divisiones han explicado la situación del negocio ante la crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus. Adolfo Ramírez-Escudero, CEO de la consultora, ha rebajado el pesimismo que envuelve al sector al igual que hicieron este pasado lunes representantes de idealista/data, Gesvalt, Savills o Inviertis.

Los datos más esperanzadores han corrido a cargo de Lola Martínez, directora nacional de ‘research’ de CBRE. Martínez ha comenzado su exposición arrojando datos de la inversión en el sector inmobiliario durante el primer trimestre de 2020: 3.000 millones de euros. Cifras que mostraban la buena salud del ladrillo antes del covid-19. Pero la directora de ‘research’ de la consultora sabe que no deben de perder de vista el escenario macroeconómico. “Ahora toca mirar al frente y ser conscientes de que la mayoría de los países entrarán en recesión. En España, el PIB no se recuperará hasta bien entrado 2022, aunque hay condicionantes (medidas del Gobierno) que pueden mejorar o empeorar la situación”, ha explicado.

Sin embargo, este escenario pesimista todavía no ha impactado de lleno en el inmobiliario, según el análisis realizado por CBRE. “Sólo se han cancelado un 4% de compraventas por el covid-19, aunque sí se han visto afectadas un 57% de las mismas”, ha explicado Martínez. Con respecto a las operaciones de alquiler, es decir, transacciones de búsqueda de espacio en arrendamiento, las operaciones canceladas alcanzan el 3%. Estos datos demuestran la teoría de la consultora: las inversiones no huyen, sólo realizan una pausa y esperan acontecimientos para actuar. Con respecto a las operaciones relacionadas con el alquiler los datos son aún más optimistas: un 3% de operaciones canceladas y un 47% de las mismas afectadas por esta situación. Las preocupaciones en este caso se han centrado en el ‘retail’: “La morosidad -pago de rentas- en este segmento ha crecido un 10% en el último mes”, ha explicado Martínez.

Gonzalo Senra, director de ‘retail’ en CBRE, ha profundizado en esta teoría en su intervención virtual. “Las afluencias han caído hasta un 90% y los operadores de moda hablan de caídas en sus ventas de este mismo porcentaje, a pesar del e-commerce”, ha afirmado. Además, Senra ha dibujado la realidad de las superficies de supermercados e hipermercados. “Estos activos sufrieron un gran volumen de ingresos al comienzo de la crisis porque la gente se lanzó a productos de primera necesidad, pero ahora están notando los efectos negativos del covid-19. Esto viene dado porque todos ellos mantienen un gran porcentaje de superficie dedicado a productos que no son de alimentación, de hecho es donde obtienen los mayores márgenes. Por este motivo, sus ingresos se han comenzado ha estabilizar”, ha puntualizado el máximo responsable de ‘retail’ en CBRE. “En los próximos meses habrá muchos procesos de negociación entre inquilinos y propietarios porque la recuperación va a ser más lenta de lo esperado y a las dos partes les conviene llegar a buen puerto”, ha finalizado.

El otro sector más perjudicado por la crisis del coronavirus es el hotelero. Jorge Ruiz, máximo responsable de este aérea también ha rendido cuentas de la situación de este negocio y las expectativas de futuro de este. En este sentido, Ruiz ha explicado la complejidad de valorar las repercusiones porque no tienen datos operativos para analizar al estar todos los hoteles clausurados, menos lo dedicados a labores sanitarias de emergencia. Por este motivo, el director del sector hotelero de la consultora se ha fijado en los datos de China para elaborar sus previsiones. “En China han comenzado a recuperar la ocupación poco a poco y en último mes ha crecido un 20% gracias a la demanda doméstica”, ha explicado. Precisamente, los movimientos nacionales son en los que se debe de centrar el sector, según los consejos de CBRE. “En España habrá una mayor demanda doméstica, por eso hay hoteles de ciertas zonas acostumbradas a asumir un elevado volumen de clientes extranjeros que deberán de hacer un esfuerzo en su política de captación para adaptarse a las necesidades del turista nacional”, ha matizado Ruiz.

Además, desde CBRE apuntan que el 85% del turismo que recibe España -tanto nacional como extranjero- es de ocio. Esta circunstancia es un arma de doble filo para el sector. “Creemos que el turismo en España se va a recuperar antes que otros países europeos porque el mayor volumen de demanda es propiciado por el ocio. Sin embargo, los hoteles urbanos que acogen a un perfil de viajero más relacionado con la actividad empresarial van a tardar mucho más en recuperarse. Las compañías van a reducir gastos en viajes y las restricciones aéreas por el covid-19 van a afectar mucho a estos complejos hoteleros de grandes ciudades como Madrid o Barcelona”, ha puntualizado Ruiz. Por último, el representante de CBRE ha admitido que se producirán oportunidades de inversión, aunque no ha podido matizar el carácter de estas. “Dependerá de la duración de la crisis que aparezcan inversiones más o menos oportunistas”, ha finalizado.

El residencial, entre la incertidumbre y el optimismo

En el sector Residencial & Suelo, Samuel Población, Director Nacional de este segmento en CBRE, ha esbozado un escenario incierto dependiendo de los subsegmentos del negocio. En este sentido, Población se muestra optimista con la inversión en el residencial de alquiler, pero augura un futuro menos optimista a corto plazo para la compraventa de viviendas, sobre todo en segunda mano, donde los precios tendrán ajustes significativos . La segunda residencia también se verá afectada de modo más agudo. “Las operaciones de residencial para alquiler crecerán mucho a finales de 2020 y en 2021 y las rentas para los inquilinos no tendrán crecimientos respecto a los datos actuales”, ha explicado Población.

“La compraventa de viviendas se ha visto afectada por COVID19 y la paralización de las obras en promociones de obra nueva. Los proyectos que se iban a lanzar a partir de marzo, se encuentran en “stand by”. Los promotores tienen poco margen de maniobra en precios en sus planes de negocio por promoción y los posibles ajustes de precios serían muy reducidos 2%-3%, aunque todos ellos son solventes y podrán acabar los proyectos sin problemas.

Eso sí, se producirán retrasos en proyectos que no estaban en ejecución, pero que sí preparaban su lanzamiento para este ejercicio. Ahora no tiene sentido proyectar nuevas promociones porque la demanda va a sufrir un revés hasta que la situación económica se normalice”, ha explicado el director nacional de residencial y suelo de CBRE. Esta situación producirá una disminución en el número de operaciones de venta de suelo, sobre todo en aquellos activos destinados a vivienda vacacional, según la consultora.

Oficinas y logística ganan la batalla

Las oficinas y la logística serán los sectores que mejor aguanten esta crisis generada por el covid-19. Con respecto al primer negocio, Íñigo Enrich, responsable del área de oficinas de CBRE, ha explicado que todos los esfuerzos se centran en adaptar los edificios a los nuevos protocolos y medidas que se deberán de adoptar a la vuelta al trabajo de muchas empresas. Un asunto para lo que CBRE dice estar preparada. “El 100% de nuestros activos han estado abiertos durante este parón, aunque con menor actividad de las empresas. Por este motivo estamos listos para agilizar la reincorporación de los trabajadores.” Ha explicado Enrich. El director de oficinas también ha afirmado que se producirá un descenso en la demanda que derivará en una rebaja en las rentas.

Por su parte, Alberto Larrazábal, responsable de logística e industria de la consultora, ha trasladado la buena salud de la que goza el su sector. “Esta situación va a cambiar los hábitos de los consumidores. El e-commerce va a crecer y la compra de bienes de primera necesidad también aumentará”, ha expresado Larrazábal. En este sentido, prevé un gran futuro para el comercio electrónica y para las naves de frío. Además, cree que su negocio se convertirá en un gran atractivo para los inversores. “Ahora ningún inversor se retira como sí ocurrió en la crisis financiera de 2008. Esperamos que muchos más vengan después de la crisis del covid-19 porque será un segmento en auge”, ha finalizado.

Fuente: www.idealista.com